Errores, mitos y desinformación sobre la cosmética coreana (y sobre la cosmética en general)

12 jul. 2019







No es algo nuevo que el mundo de la cosmética esté lleno de mitos, informaciones a medias, mucho marketing de marcas y tiendas para vendernos sus productos a de lugar. 

Lamentablemente, en cosmética coreana esto también sucede, ya sea porque no nos informamos rigurosamente, o porque no existe consenso entre científicos (la ciencia está siempre avanzando tanto en estudios como en pruebas), o porque los mitos generales traspasan fronteras... es por esto que finalmente quiero hacer un aporte mínimo para que vayamos descubriendo la cortina de ciertos mitos, o ciertas concepciones erradas que a veces significan un tope en nuestra rutina o distracciones para nuestro conocimiento y finalmente, nos sabotean.

Dividiré este post en varias partes (no más de 3, espero) para tratar la mayor cantidad de temas posibles. Espero sus comentarios!







"La rutina coreana tiene 10 pasos o más, y debes hacerlos todos"





Siendo bastante y brutalmente honestos, la rutina coreana lo único distinto que tiene de otras en cuanto a número de pasos, es la implementación de Primeras esencias y de mascarillas "de hoja" (pasos que también usan en Japón). 

La rutina coreana básica consta de 4 pasos: doble limpieza, tónico, hidratante y protector solar. En la mañana realizas una limpieza simple (acuosa), tónico, hidratante y protector solar. En la noche, doble limpieza, tónico e hidratante.
Pero a medida que vamos tomando confianza y vemos que vamos en buen camino podemos agregar más pasos, que nunca serán 10...
Veamos.

1) Doble limpieza
2) Exfoliación
3) Primera esencia
4) Tónico
5) Serum
6) Mascarilla de hoja/ goma
7) Hidratante
8) Protector solar.



En la noche reemplazas el protector solar por una mascarilla de dormir si es que quieres y si no, te quedas con tu hidratante. 7 Pasos. Y contando que no nos exfoliamos todos los días...

Recuerda que la rutina coreana es totalmente personalizable, y es de acuerdo a las necesidades de tu piel, a tu tiempo, a tus ganas, a tu presupuesto. No te compliques pensando que necesitas todo, porque muchas veces y aún más si tu piel es sensible o muy alérgica, menos, es más.

Deja de pensar en que la rutina coreana lleva 10 pasos sí o si, deja de pensar que es eterna y que es lenta o cansadora, lo que nos lleva al punto siguiente.






"Hacer la rutina coreana te lleva demasiado tiempo"





Ok, esto es como el peor aliciente que le puedes dar a alguien que quiere comenzar a hacer algo por su piel. No, por favor.

Una rutina básica de tipo coreana la haces en 5 minutos, y si es que menos.

¿Cuál es el problema?

Que mucha gente cree que debes hacer todos los pasos todos los días, y que debes esperar entre paso y paso a que se ""absorba"" el producto. Y NO es así.

Existen pasos que no se hacen siempre (como la exfoliación mecánica o física, que se hace una vez cada 15 días aproximadamente), existen pasos donde puedes tener que esperar por la característica de un producto (exfoliante químico AHA, BHA en formato serum), pero por regla general y recomendación propia, NO necesitas esperar que los productos se absorban, porque lo que estás logrando, es que la hidratación que estás dando a tu piel, se evapore. Y no queremos eso, estamos aplicando productos para hidratar, para humectar y para ralentizar esa pérdida de hidratación, no contribuyamos al problema.



"Las aguas micelares no se enjuagan"





A pesar de que las aguas micelares o de limpieza (son lo mismo) pueden cumplir una labor similar a la de un limpiador de base oleosa al contener surfactantes cuyas micelas atraen partes oleosas en la superficie de nuestra piel, su poder limpiador no es tan fuerte como el que te entrega la doble limpieza porque son productos que usan detergentes/jabones suaves, casi tipo syndet, creados para usar en momentos en donde no tienes agua a mano para poder enjuagar.

Sin embargo, eso poco a poco se ha ido convirtiendo en un problema, ya que las personas olvidaron el propósito de estos productos y lo usan como un limpiador de diario, sin enjuagar. Entonces, aunque estos detergentes sean suaves, estás dejándolos en permanencia en la piel, lo que puede provocar irritación, picazón, inflamación y brotes acneicos, especialmente en piel sensible.

Entonces, a pesar de que las aguas digan que no es necesario el enjuague, como medida de prevención, enjuaga bien y continúa con el segundo paso de limpieza (limpiador de base acuosa). Puede ayudarte a disminuir la irritación en la piel, y a controlar la posible resequedad que queda con algunas tras su uso.

Recuerda que las aguas de limpieza son productos que necesitan ser usados a conciencia y con varios algodones para poder limpiar bien. No es cierto que se deba agitar el agua para "activar" las micelas, ni tampoco que deban usarse las manos para limpiar, ya que el algodón al tener una base similar al agua, atrae la "cabeza" hidrofílica a su superficie, haciendo que la cola (la parte lipofílica) atraiga más fácilmente el maquillaje o sebo. Les dejo un enlace a una entrada de Michelle Wong, donde explica cómo funcionan las micelas.






"Los tónicos limpian restos de suciedad"


Los tónicos en Corea están pensados para balancear el pH de la piel (en el caso de usar un limpiador alcalino), y para hidratar. Es por ello que normalmente se indica usar el tónico ya sea rociándolo directo al rostro o sino aplicando gotas a las manos y de ahí directo al rostro.

La única excepción donde se recomienda que uses algodones con tu tónico, es en el caso de tónicos que contienen ácidos del tipo AHA, BHA o PHA. Pero eso es para ayudar al producto a realizar una exfoliación, ya que usualmente la concentración de estos activos es muy baja como para realizar una exfoliación similar a la que lograrías con un serum exfoliante.

Ya sabes, si aún así tras una doble limpieza y enjuague, sigues notando tu piel sucia, revisa los pasos anteriores. Pero no uses tu tónico para limpiar restos, no es su función, estás perdiendo producto en los algodones y estás dando una fricción innecesaria a tu piel.







Mitos 101: "poros que se abren y cierran, respiración de la piel, tipo de piel inmutable, acostumbramiento a cosméticos".







Estamos en el año 2019, pero aún en escuelas de cosmetología (y una que otra vez algún dermatólogo) siguen perpetuando uno de los mitos más famosos: el que los poros se abren y cierran.
Es común que al ir a una limpieza te hagan una vaporización para "abrir los poros" y tras terminar aplican hielo para "cerrar los poros". Lamentablemente para todos, nuestros poros son como son y ni el vapor, el hielo o cosméticos pueden cambiar su forma, que viene ya determinada por la genética. Si puede suceder que por algunas acciones, nuestros poros terminen dilatados (uso de mascarillas peel off, limpiadores muy agresivos o limpieza deficiente), pero una vez que los poros están dilatados, no podemos "cerrarlos" con cosméticos o con productos caseros.

Lo que si podemos hacer cuando tenemos poros dilatados, es ser cuidadosos con la limpieza de nuestra piel. Realizar una doble limpieza es lo recomendado, al igual que utilizar mascarillas de arcilla o mascarillas carbonatadas que ayuden a limpiar la piel en profundidad. Pero si aún así, tu problema de poros dilatados persiste, es hora de que visites a un profesional y pruebes una terapia de láser o peelings químicos.

Les dejo un excelente artículo de Vogue.es, donde entrevistan a la Dra. Ana Molina.



Otro punto polémico, es el de la "respiración" de la piel. Es conveniente explicar que la piel no tiene estructuras que permitan a la piel respirar, por lo tanto, es incorrecto hablar de respiración de la piel, además, recordando que la piel es una estructura cuya labor es esencialmente inmunitaria, sería muy difícil que pudiéramos respirar por ella. Unos de los pocos seres vivos que respiran a través de su piel, son los anfibios y gusanos.

 La piel se oxigena por medio de la circulación sanguínea, por tanto, todos sus nutrientes (y oxígeno) viajan a ella a través de la sangre. Es por eso que es muy importante además de una rutina, también mantener una alimentación sana y evitar acciones dañinas como fumar.

A veces el concepto de "respiración de la piel" se confunde con la posible comedogenia o capacidad oclusiva de algunos ingredientes. Usualmente se dice que tanto la vaselina, como el aceite mineral o el petrolatum serían ingredientes que "asfixian la piel", cosa que es un mito por donde lo veas, ya que a pesar de ser ingredientes oclusivos "que ayudan a retardar la pérdida de evaporación en la piel, creando una capa física sobre la piel" son ingredientes que no tapan los poros y cuya alergenicidad o capacidad irritativa suele ser nula.


El mismo mito de comedogenia suele caer sobre las siliconas, ingrediente demonizado y mal comprendido, pero bastante necesario, especialmente en piel y cabello.

Las siliconas son ingredientes sintéticos cuya función varía de acuerdo a su finalidad. En productos para la piel ayudan como humectantes, como emolientes, como protectores de la piel y como vehículos para otros activos. En el cabello, ayudan a su suavidad, a protección de la fibra capilar, a dar brillo y a la permanencia del color.
A veces, dada su función de vehículos (ayudan a que algunos ingredientes penetren más fácil la piel sin degradarse) pueden provocar brotes acneicos o irritativos, pero recuerda que el problema no es de la silicona, sino del ingrediente activo que penetró. Pero en si, las siliconas no constituyen ni problema ni riesgo, ni en productos que se usan en la piel, ni en el cabello.

Y recuerda, las siliconas que aportamos al cabello, se pueden quitar con cualquier champú.  


Si escribimos sobre mitos, existen otros dos respecto a la piel y su estado, que son particularmente comunes. "La piel no cambia" y "La piel se acostumbra a los cosméticos".
Estos puntos son fácilmente debatibles, y es porque nuestra piel, como órgano que está en constante renovación, siempre reacciona o se comporta distinto de acuerdo a muchas variables (cambios climáticos, cambios hormonales, enfermedades, estado de estrés, hábitos, edad). Es por ello que muchas veces notamos que nuestra piel va mutando o evolucionando de acuerdo a sus necesidades en cada temporada (en invierno buscamos productos más humectantes y en verano más ligeros), o si nuestra piel está reactiva minimizaremos la rutina y usaremos productos calmantes. La piel cambia, y lo hace constantemente.

Sobre el acostumbramiento de la piel a los cosméticos, les recuerdo que cada 28 a 40 días, nuestra piel realiza un proceso de recambio celular donde nuestra capa superior (capa córnea) es desechada y reemplazada con nuevas células. No, nuestra piel no se acostumbra a los productos y no se vuelve inmune a ellos, y es más, en el caso de ácidos exfoliantes como AHA o BHA, si suspendes su uso, tu piel vuelve al estado habitual y se pierde el efecto entregado en 7 días. En el caso de la Vitamina C, su efecto dura 3 días. Un caso especial es el retinol, ya que necesita ser usado continuamente y por mucho tiempo para que la piel se vaya acostumbrando en el sentido de obtener menos efectos negativos (irritación y descamación). Pero si dejas de usarlos, el beneficio acaba y la piel no se acostumbró a ellos.

Si notas que tu cosmético ya no te hace tanto efecto como al principio revisa tu rutina, es posible que necesites una concentración más alta, que el uso sea constante, y recuerda aterrizar tus expectativas.



Comedogenia: limpiadores en aceite / Protectores solares





Volvemos al tema de la comedogenia, y específicamente en el caso de dos productos polémicos.
Algunas personas dicen que la doble limpieza no es buena, que tienen miedo a un aceite puesto en piel grasa, que creen que los poros se taparán por su uso, o que crean brotes acneicos por arrastre de bacterias.

Lo primero que debemos aclarar, es que los limpiadores de base oleosa son productos cuya finalidad es sólo de limpieza y actúan bajo la premisa de que lo similar disuelve a lo similar, en este caso sebo o maquillaje es disuelto más fácilmente por una base oleosa, que por una base acuosa (que lo repele). Es por ello que especialmente en pieles grasas o con problema de exceso de sebo, o para quienes usan mucho maquillaje, la doble limpieza es lo más efectivo para limpiar apropiadamente la piel.

Si enjuagas bien la piel tras la limpieza oleosa, y aplicas un limpiador de base acuosa (espuma), es muy poco posible que el brote sea debido a poros tapados, sino mas bien a una irritación debido a algún ingrediente que no reacciona bien con tu piel.
Por último, hay que recordar que en caso de acné las bacterias no se encuentran en la superficie, sino en el interior del poro, por lo que realizar una doble limpieza no "arrastrará" las bacterias del acné a otros sitios de la piel (la exfoliación tampoco hace eso).


Sobre los protectores solares, nuestra reacción, no necesariamente comedogenia, se puede deber a algunos ingredientes como filtros solares, a algunos "extras" como perfumes o también a activos que al penetrar más profundamente la piel, ésta reacciona en forma de irritación o granos.





"Los cosméticos pueden hacer milagros"




Realmente no, no hay milagros si hablamos de cosméticos. Partiendo por el hecho de que los cosméticos por definición solo pueden ayudar a embellecer la piel y mantener su salud, con efectos superficiales de mejora. En Corea del Sur además existe una categoría accesoria a los cosméticos, que es la de cosméticos funcionales, y en ella se incluye a todo producto que ayude a prevenir arrugas, a proteger de rayos UV y a despigmentar.

Si un producto cosmético nos promete cambios milagrosos, sabemos ya que está contraviniendo la reglamentación Surcoreana. En Corea se respeta mucho la separación de cosméticos, casi drogas y medicamentos.

Es por ello que es muy importante que antes de comprar estos productos, seamos realistas. Qué problema tenemos, qué queremos lograr son preguntas que nos debemos hacer. Y sinceramente les digo, si su problema es una enfermedad o algo que solo pertenece al ámbito médico, inviertan en eso y no crean las promesas de un cosmético, porque perderán dinero en vano.

Si podemos mejorar nuestra piel, pero restringiendo el uso a cosméticos, sólo lograremos calmar e hidratar nuestra piel, iluminarla y quitar algunas manchas, pero no algo tan grande como disminuir tamaño de poros, quitar cicatrices o blanquear.







"Si quiero obtener resultados rápidos debo usar toda una línea de una misma marca y aplicarme mucho producto"




Un error muy común, es la impaciencia. Sé que muchas personas llegan a la cosmética coreana porque se rindieron con la cosmética occidental de farmacias, o de rotar de dermatólogo en dermatólogo, pero entrar de lleno a la cosmética coreana con impaciencia, con expectativas irreales y con apuro, haciendo caso a influencers irresponsables, es lo peor que pueden hacer.

La cosmética es ensayo y error, eso lo sabemos de sobra las bloggers de K-Beauty, pero el apurarse solo les traerá consecuencias negativas y no hablamos de una simple irritación.

Una consecuencia común del uso indiscriminado de cosméticos, es la dermatitis de contacto, y especialmente alérgica. Recordando que la piel es un órgano de función protectora, es posible que reaccione a cualquier sustancia que la toque. Esto suele suceder más en personas alérgicas y si hablamos de piel, en personas con la barrera de la piel dañada, ya que al no funcionar correctamente, capas bajo el estrato córneo quedan más expuestas a los potenciales alergenos.

Nuestra piel puede reaccionar a cualquier cosa, pero dentro de los alergenos cosméticos más comunes están listadas algunas fragancias (perfumes), algunos preservantes, tintes capilares, humectantes, filtros solares e ingredientes de origen natural (botánico). Es por esto, que siempre recomendamos que te realices un test de parche antes de incluir cualquier cosmético en tu rutina para descartar irritaciones, que incluyas 1 producto a la semana, y que especialmente si tu piel es sensible, lleves una rutina corta para minimizar el riesgo de alergia.

¿Por qué no es sensato usar toda la misma línea de la misma marca? porque la línea usa el mismo preservante en todos sus productos, y la exposición repetitiva a ciertos preservantes puede desencadenar una reacción alérgica y terminar en dermatitis de contacto. Ten cuidado especialmente con ciertos conservantes, especialmente Metilisotiazolinona, por su alta capacidad irritativa y alergena.


Aplicarte mucha cantidad de producto tampoco te hará bien; gastarás mucho producto y obtendrás el mismo resultado. Más vale calidad que cantidad.







Fuentes:

Handbook of Cosmetic Science and Technology fourth edition (libro físico, no existe copia gratis en digital).

Lab Muffin Beauty Science: mythbusting

Cosmetics and Skin: skin breathing

The Cosmetist

Dr.Leslie Baumann Dermatologist

Cosmetics design Europe: South Korea changes in categories

WebMD: contact dermatitis 

Dermascope: contact dermatitis

Contact dermatitis: common allergens







Esta es sólo la primera parte de un especial dedicado a mitos y desinformación que estaré escribiendo, en base a las preguntas más frecuentes que recibo y a las dudas que aportaron quienes participaron de una encuesta que hice en Instagram.

Espero que les ayude, lean por favor los enlaces, toda la información es útil, y compártanlo para que nadie más siga en el oscurantismo de los mitos del cuidado de la piel.


Nos leemos pronto!




















Publicar un comentario

Reseñas de Cosméticos Coreanos a tu alcance, datos, hauls e info sobre tiendas.

Korean Cosmetics Blog, reviews, tip and more!

Latest Instagrams

© Korean Beauty Dream. Design by FCD.